Doctorado Interuniversitario

El Programa de Doctorado Interuniversitario en Criminología pretende dar cobertura formativa a una laguna existente en los Estudios de Doctorado en España donde se trata de una temática no abordada íntegramente o, si acaso, de manera parcial vinculándolo a otras temáticas –véase, por ejemplo, el Programa de Doctorado en Criminología y Delincuencia Juvenil de la Universidad de Castilla-La Mancha o el Programa Oficial de Doctorado en Ciencia Penal y Criminología de la Universidad de Murcia-. Así pues, se trata de una iniciativa pionera en nuestro país, potenciada por la enorme demanda que el Grado en Criminología y los Másteres criminológicos han despertado entre los universitarios españoles pero que actualmente, ni en el pasado, ha encontrado continuación en los estudios de doctorado. Por este motivo y por los datos que a continuación se aportan, las Universidades de Murcia, Granada y Miguel Hernández de Elche han unificado sus recursos para formar a nuevos doctores en la ciencia criminológica, en una alianza estratégica que persigue que los futuros doctorandos encuentren a los mejores especialistas e infraestructuras de cada una de las líneas de investigación ofertadas, máxime al tratarse de un campo donde todavía no hay criminólogos consolidados sino especialistas en sus campos de conocimiento particulares pero con una especialización criminológica. Consecuentemente con lo anterior, la finalidad por la que se unen las tres Universidades es la de formar investigadores criminólogos compartiendo recursos tanto materiales como personales que redunden en la creación de líneas de investigación de calidad y con repercusión no sólo nacional sino internacional.

La unión y el establecimiento de lazos comunes de trabajo e investigación en materia criminológica no surge de la noche a la mañana sino que es el resultado de una trayectoria institucional presente, pasada y futura de estrecha vinculación a la Criminología, tal y como lo demuestran los siguientes datos objetivos:

i) La Universidad de Murcia es un referente en la implantación de títulos oficiales a nivel nacional ya que ha sido la Universidad pionera, junto con la Autónoma de Barcelona, en implantar el Segundo Ciclo de Criminología y el Título de Grado, constituyendo en todo momento la Universidad de referencia de los licenciados en Criminología y los actuales graduados. Pero es más, también en los títulos de Máster fue pionera en la impartición del Máster en Criminología aplicada a la ejecución de penas, marcando un camino formativo para los estudiantes: Grado y Máster, a falta de doctorado. Piénsese, en este sentido, la enorme demanda que han tenido los títulos de Criminología en esta Universidad cuando, implantado el segundo ciclo, era destino de estudiantes de todas las Comunidades Autónomas, admitiendo a más de 200 personas por año y quedando fuera una importante cantidad; situación que se mantiene en el actual Grado, limitado a 70 plazas y que recibe peticiones de ingreso prácticamente similares al Grado en Derecho. Junto a ello, el anteriormente citado Máster es uno de los pocos de la Universidad de Murcia, y el único de la Facultad de Derecho, que puede presumir de haberse impartido todos los años desde su creación allá por el año 2007-2008. No obstante, más recientemente, como dato revelador del potencial de la Universidad de Murcia en materia de criminología, el pasado 17 al 19 de abril de 2013, se celebró el I Congreso Internacional de Criminología en la Universidad de Murcia, donde se reunieron 453 –sobre un total de 643 solicitudes- estudiantes y profesores de Criminología de toda España (170 de Murcia y 283 de otras ciudades españolas) e impartieron ponencias los principales criminólogos españoles e internacionales. Ello ha hecho que la Universidad haya apostado decididamente por estos estudios y la investigación criminológica y así, por ejemplo, exista el único laboratorio criminológico en las Universidades públicas españolas, donde los estudiantes pueden compaginar su formación teórica y práctica, además de crear importantes líneas de investigación, lo cual se configura además como un aliciente para la realización de tesis doctorales empíricas en materia principalmente criminalística.

ii) La Universidad de Granada, a través del Instituto Andaluz Inteuniversitario de Criminología, ha sido y es un referente de la investigación criminológica en España, como lo demuestran las publicaciones emanadas de sus investigadores, y de la implantación de títulos propios en materia criminológica –experto en seguridad pública, pericia caligráfica, el extinto título de Criminología (…)-, lo cual ha quedado además potenciado con la reciente impartición del Título de Grado en Criminología. Todas estas experiencias han contado con el respaldo del alumnado, tal y como lo demuestran los datos de matrícula de sus actividades, en las cuales es muy frecuente cubrir el número de plazas ofertadas. En consecuencia, en esta institución se mezclan igualmente las líneas de docencia e investigación criminológica.

iii) Universidad Miguel Hernández de Elche. No presenta antecedentes tan relevantes en materia formativa de Criminología pero desde hace unos años cuenta con un centro de investigación criminológica (CRÍMINA) desde el que se vienen impulsando la investigación y la formación criminológica. En la actualidad cuenta con dos de los másteres oficiales más prestigiosos a nivel nacional en materia criminológica como son los de “Análisis y prevención del crimen” e “Intervención Criminológica y Victimológica”, cuyas plazas han quedado cubiertas en el último año dada la enorme demanda otorgada, configurándose como un centro referencial en materia criminológica.

En definitiva, como puede apreciarse la unión de las tres Universidades obedece, como ya ha sido dicho, a una puesta en común para, unificando recursos, crear un Programa de Doctorado donde prime la calidad científica en el que cada una de las Universidades aporta su especialización personal y material con el propósito de que los estudiantes adquieran el desconocido, en la actualidad, Título de Doctor en Criminología en España, completando así el proceso formativo iniciado en cada una.

Como ya se ha referido, no existen antecedentes específicos de Programas Oficiales de Doctorado en Criminología por las Universidades de Granada y Miguel Hernández de Elche aunque sí una iniciativa mixta de la Universidad de Murcia, si bien, como se referirá a continuación, los únicos antecedentes que pueden traerse a colación son los de los respectivos Programas de Doctorado impartidos en las Facultades responsables pero que, salvo el caso de la Universidad de Murcia, no guardan relación directa con la formación criminológica, más bien una especialización del Derecho:

a) La Universidad de Murcia. El antecedente criminológico que existe radica en el Programa Oficial de Posgrado en Ciencia Penal y Criminología, el cual surge conforme al Real Decreto 56/2005, integrándose por un Máster de iniciación a la investigación, de 90 ECTS, y el Doctorado en Derecho Penal y Criminología. No obstante, con la entrada en vigor del Real Decreto 1393/2007, la Universidad de Murcia optó por la creación de doctorados genéricos y así se aprobó el Doctorado en Derecho, en el cual han tenido cabida los estudiantes que acababan el Máster en Criminología aplicada a la ejecución de penas, limitando a escasamente dos años la vida del citado Doctorado y reubicando a los estudiantes de Criminología en el Doctorado genérico “Derecho” en el que confluían perfiles muy dispares de estudiantes. Gráficamente puede observarse la evolución de los Programas de Doctorado vinculados a la Facultad de Derecho de la Universidad de Murcia y la demanda obtenida de los alumnos:

Así pues, en relación a los doctorandos en Criminología puede afirmarse que las tasas de matrícula se han mantenido estables e incluso han aumentado con el tiempo. Así, a los 9 alumnos del Doctorado en Ciencia Penal y Criminología, años 2009-2010 y 2010-2011, les han sucedido 21 -2011/2012- y 19 -2012-2013- integrados en el Doctorado en Derecho pero cuyo acceso se produjo a través del Máster en Criminología.

b) La Universidad de Granada. El. Programa de Doctorado que mayor vinculación pudiera tener con la esfera criminológica es “Derecho Penal y Política Criminal”, configurándose como una herramienta accesoria en tanto sus destinatarios son licenciados/graduados en Derecho, si bien hasta la actualidad no se han presentado tesis criminológicas sino jurídico-penales con referencias puntuales al ámbito criminológico –perfiles criminales, modus operandi, tasas criminales (…) de un delito concreto-.

c) Universidad Miguel Hernández de Elche. Contando con un precedente en el programa de “Derechos Fundamentales” (impartido desde el curso 1997/1998 hasta el curso 2001/2002), el programa de Doctorado que la UMH ofertaba para el ámbito de las Ciencias Jurídicas era único para todas las materias y tenía carácter interdisciplinar, denominándose inicialmente “El Derecho y la Justicia”.

Dicho programa comenzó a impartirse para el bienio académico 2002-2004 y posteriormente, a partir del bienio 2005-2007, cambió su denominación por la de “Derecho, Política y Justicia”, con el fin de ampliar su interdisciplinariedad y poder ofertar así estudios de tercer ciclo también a los egresados de la Licenciatura en “Ciencias Políticas y de la Administración”.

Este programa de Doctorado no sólo contó con la matriculación de estudiantes de la UMH egresados en Derecho o en Ciencias Políticas (también se ofertaba para licenciados en Periodismo), sino que encontró una gran acogida sobre todo entre jueces, magistrados, abogados, fiscales, secretarios judiciales, funcionarios de la administración de justicia y demás juristas a los que iba dirigido, de modo que cubría siempre, en cada curso académico, el cupo mínimo de 10 alumnos que tenía establecido. Sin embargo, desde la creación del centro de formación e investigación criminológica (CRÍMINA), la Universidad Miguel Hernández quiere apostar por la formación de doctores en Criminología para completar así el proceso formativo ofertado sobre la citada temática, el cual, como ha podido comprobarse, se queda incompleto pues no encuentra en la actualidad respaldo en las enseñanzas de doctorado.

No obstante, como puede observarse, pese a su carácter interdisciplinar, el contenido del programa no alcanzaba a abarcar las Ciencias Criminológicas y, aunque las hubiera incluido, no habría sido capaz de ofrecer la especialización que, en este tramo de la enseñanza superior, resulta recomendable. Así, pues, el doctorado cuya verificación se solicita a través de la presente solicitud en trámite, vendría a colmar una importante laguna formativa en la Universidad Miguel Hernández de Elche.

A tenor de todo lo anterior, el Programa de Doctorado queda incluido en la estrategia de I+D+I de las tres Universidades, toda vez que los participantes de cada equipo de investigación se encuentran integrados en Proyectos de Investigación, enmarcándose además en las estrategias de sus respectivas Escuelas de Doctorado, en las cuales se inserta; esto es, Escuela de Doctorado de la Universidad de Murcia, la Escuela Internacional de Posgrado de la Universidad de Granada y la futura Escuela de Doctorado de la Universidad Miguel Hernández de Elche.

Así pues, puede vislumbrarse un punto de encuentro común entre las tres Universidades que quieren apostar decididamente por los estudios de Criminología en sus distintos niveles, potenciando ahora el relativo al Doctorado.

De acuerdo con lo anterior, el Programa de Doctorado en Criminología presenta un alto interés social, representado por la creciente demanda de investigación criminológica existente en la sociedad muy vinculado a la mejora de las estrategias de lucha y prevención del fenómeno delictivo. El Programa se encuentra directamente relacionado con los objetivos de algunas de las modalidades de participación en el Plan Nacional de I+D+i, tanto por promover la investigación de calidad, evidenciada en este caso por contribuir a la solución de los problemas criminológicos de la sociedad española.

En definitiva, como ya se ha dicho, la finalidad del presente Programa de Doctorado va más allá en tanto se ha configurado sobre la premisa de la existencia de un campo de conocimiento propio como es la Criminología, sin interrelaciones, vinculaciones o inclusiones en otras temáticas sino creado sobre las distintas ramas de conocimiento que la integran, ofertando líneas de investigación abiertas y plurales sobre los distintos ámbitos de investigación desarrollados por los alumnos durante sus estudios de Grado o Máster, permitiendo con ello la investigación criminológica pura o la especialización criminológica de un estudiante cuya procedencia originaria sea un título de Grado distinto pero vinculado al ámbito criminológico –piénsese, por ejemplo, en el graduado en Psicología que decide especializarse en una línea de investigación de perfiles criminales-.

Es más, si se realiza una comparativa con los distintos modelos criminológicos imperantes a nivel mundial puede corroborarse cómo la presencia de un título de grado o equivalente conlleva la creación de estudios de doctorado criminológicos que permiten completar la formación investigadora de los alumnos desarrollando líneas de investigación que concluyen con la especialización profesional.

En este sentido, existen referentes internacionales al respecto, los cuales han sido analizados para una adecuada estructuración del Programa de Doctorado presentado, debiendo destacar como validadores y justificadores de la presente propuesta los siguientes: Universidad de Oxford; Universidad de Cambridge; Universidad de Kent; Universidad de Manchester; Universidad de Leicester; Universidad de Lausana; Universidad de Bern; Universidad Libre de Bruselas; Universidad de Oporto; Universidad de Montreal; Universidad Simon Fraser; Universidad de Ottawa; Universidad South Florida; Universidad de Nebraska; Universidad de Pennsylvania (Indiana University); Northeastern University; University of Texas at Dallas; o Doctorados Internacionales en Criminología como el coordinado por la Universidad Católica del Sacro Cuore de Milán en colaboración con las Universidades de Durham, Rótterdam, Laussane, Maribor, Messina, Roma “La Sapienza” y Utrecht.

Del mismo modo, se han previsto diversas acciones de colaboración con profesorado extranjero de reconocido prestigio en el ámbito criminológico. Los mecanismos de participación habilitados al efecto resultan muy diversos debiendo destacar el compromiso por parte del Programa de Doctorado de que participe un experto internacional en el proceso doctoral del alumno, bien como miembro de las comisiones de seguimiento, informes previos, tribunales de tesis, actividades de difusión del conocimiento científico –por ejemplo, impartición de seminarios/jornadas científicas-, co-responsable de las actividades formativas –verbigracia, tutor del alumno en una estancia de investigación en su Institución- o creación de redes virtuales específicas de intercambio de conocimientos y asesoramiento científico hacia los doctorandos. Para ello, sobre los convenios particulares suscritos por las tres Universidades como por las colaboraciones realizadas por prestigiosos criminólogos internacionales con el profesorado participante en el Programa, se han cursado las correspondientes invitaciones para que profesorado extranjero desarrolle los roles anteriormente expuestos, según el perfil de cada doctorando y la línea de investigación del colaborador externo, contándose en la actualidad con treinta y tres doctores de países repartidos por toda la geografía mundial. Semejantes compromisos de participación se encuentran documentalmente recogidos y contemplados de manera indefinida, adjuntándose los nombres y Universidad de procedencia de cada uno de ellos:

-Ana Almeida. Profesora en la Universidad do Minho. Braga. Portugal. Directora de Instituto de Estudios de Crianza.

-Bruce Overmier. Profesor de Psicología en la Universidad de Minnesota. -Caterina Paomesa, Profesora de Derecho Penal, Universidad de Siena, Italia

-Charles Wellford. Catedrático y Director del Departamento de Criminología y Derecho Penal de la Universidad de Maryland (EEUU).

-Fausto Giunta, Catedrático de Derecho Penal, Universidad de Florencia, Italia

-Ferrando Mantovani. Catedrático de Derecho Penal en la Universidad de Florencia (Italia)

-Friedrich Lösel, Director del Instituto de Criminología de la Universidad de Cambridge y Profesor de Psicología de la Universidad de Erlangen-Nuremberg, Alemania.

-Guissepe Vachiano, Universidad del Sannio (Italia),

-Guy Haarscher. Catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad Libre de Bruselas.

-Hans-Jörg Albrecht, Director de la sección de criminología del Instituto Max Planck, Freiburg, Alemania.

-Joachim Vogel, Catedrático de Derecho Penal, Universidad de Munich, Alemania.

-Jörg Kinzig, Director del Instituto de Criminología, Universidad de Tübingen, Alemania.

-Ken Pease, Professor, Longborough University (UK).

-Klaus Boers. Catedrático de Derecho Penal y Criminología. Universidad de Münster (Alemania)

-Klaus Rogall, Catedrático de Derecho Penal. Universidad Libre de Berlín (Alemania)

-Lorena Montoya, Profesora de la Universidad de Twente en Holanda, Departamento de riesgos sociales y estudios de seguridad.

-Luiggi Fofanni, Catedrático de Derecho Penal, Universidad de Módena, Italia.

-Marcus Felson. Criminal Justice Professor. Texas State University (EEUU).

-Margaret Melrose. Professor of Social Policy and Applied Social Research; Director of the Centre for Young People, Poverty and Social Disadvantage with the Institute of Applied Social Research. University of Bedfordshire (UK)

-Mark A. Zöller, Catedrático de Derecho Penal. Universidad de Traer (Alemania).

-Martin Heger, Catedrático de Derecho Penal, Universidad Humboldt de Berlín, Alemania

-Maximmo Donini, Catedrático de Derecho Penal, Universidad de Módena, Italia

-Nuno Duarte Vieira, Universidad de Coimbra (Portugal).

-Olympia Bekou, Associate Professor, Faculty of Social Sciences, University of Nottingham (UK).

-Oreste Massari. Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Sapienza de Roma (Italia).

-Otto Kernberg Director of the Personality Disorders Institute at The NewYork. Presbyterian Hospital, Westchester Division and Professor of Psychiatry at the Weill Cornell Medical College (EEUU).

-Pekka Saukko Universidad de Turku (Finlandia) -Ricardo Maya Posada, Director del Departamento de Derecho Penal de la Universidad de Los Andes (Bogotá – Colombia).

-Ronald Hefendehl, Director del Instituto de Criminología y Derecho Penal económico, Universidad de Freiburg, Alemania.

-Ruben Ardila. Profesor Psicología Experimental en la Universidad Nacional de Colombia, Universidad de los Andes y Universidad Santo Tomás.

-Thomas Gil. Catedrático de Filosofía de la Ciencia de la Universidad Tecnológica IV de Berlín (Alemania).

-Wim van den Noortgate, Facultad de Psicología y Ciencias de la Educación, Universidad Católica de Lovaina (Bélgica)

-Wolfgang Viechtbauer, Dpto de Psiquiatría y Psicología, Universidad de Maastricht (Holanda)

Finalmente, conviene llamar la atención sobre la especial atención que se dispensará a los estudiantes a tiempo parcial que deseen cursar los citados estudios. Para ello, como se detallará posteriormente, semejante posibilidad se contempla en la presente titulación toda vez que las competencias del título y las actividades formativas contempladas han sido diseñadas conforme a la dualidad de perfiles de potenciales alumnos según su dedicación y de acuerdo con la normativa vigente al respecto. En este sentido, se ha acordado establecer una subdivisión inicial de acceso al Doctorado del 50% para los estudiantes a tiempo completo y el 50% restante parcial, estableciendo, para los últimos, como ya se ha referido, unas normas especiales adaptadas a sus circunstancias.